Más
info

Si desea ver el menú de informaciones, pulse en "Más info" o use su teléfono en posición apaisada.

Tres días de oscuridad

(en elaboración)

Hay varias profecías de gente de fiar que hablan de una intervención directa del cielo para acabar con toda la maldad humana en forma de "3 días de oscuridad", donde morirán muchísima gente (¿y todos los impíos?). Algo parecido a Sodoma y Gomorra pero con alcance planetario (como el Diluvio pero, en vez de con agua (que ya nos prometió Dios que no volvería a haber, con fuego del cielo). Probablemente más en forma de fenómeno solar que no de asteroide.

Hay discrepancia en cuanto a la duración exacta: unos dicen tres noches y dos días, otros...

Cuidado de no confundirlo con algún espectáculo que nos ofrezca el Diablo ("bluebeam").

Cómo sobrevivir

Detalles

Probablemente este cataclismo incluirá una fuerte tormenta solar, que destruirá todo lo informático/electrónico (y quizá ni lo puramente eléctrico funcione: una linterna con pilas). Por supuesto no habrá ningún tipo de suministro: agua, luz, teléfono, gas,...

Hay que dejar comida a los animales domésticos, pues ellos, aunque permanezcan fuera, no morirán por este cataclismo (pero hay que alimentarlos).

Lo de la vela tiene su sentido práctico: nos servirá para medir el tiempo. Mejor tener cerillas o encendedor de chispa, porque quizá los encendedores piezoeléctricos tampoco funcionen (éstos y los relojes eléctricos tienen unas bobinas que pueden quemarse y/o quemar el resto de componentes en una fuerte tormenta solar).

Los relojes de péndulo quizá también den problemas porque quizá también haya terremotos. Mejor relojes mecánicos antiguos. Lo de medir tiempo puede tener su importancia, pues no tendremos las referencias habituales (luz/oscuridad, etc.), salir de casa antes de tiempo será mortal, quedarnos en casa mucho más de lo necesario será muy difícil, porque se irá "cargando", viciando el aire (acabando el oxígeno); por otro lado, cuando todo acabe, los sobrevivientes se oirán y cesarán los ruidos de la catástrofe, y las profecías no hablan de relojes.

En cuanto empiece, tirar todo lo orgánico que pueda descomponerse (consumir oxígeno y dar mal olor). Recordemos que no tendremos corriente y lo que haya en la nevera,... tirar todo lo informático y electrónico que, cuando se queme por la tormenta magnética, puede que consuma oxígeno. Si todavía tenemos, tirar objetos voluminosos (y perjudiciales), como televisores, colchones, sofás, para que su sitio lo ocupe aire limpio antes de que se envenene el aire exterior (no es preciso llevarlos al punto de reciclaje, basta tirarlos por la ventana cuando no pase nadie).

Preparación

Preparación material: por lo crítico y urgente del hecho, debemos:

Preparación espiritual: dado lo crítico del momento, es posible que incluso habiendo preparado todo bien, muramos.

Preparación psicológica: igual que en los naufragios la gente muere antes de tiempo (más por la tensión que realmente de sed), es previsible que mucha gente muera por el choque psicológico (evitemos ser uno de ellos).

El día después

Las profecías no hablan de él, por lo que no parece que tengamos que preocuparnos mucho. Estaremos tan felices de sobrevivir que no necesitaremos ni comer. Vivir sin comer es perfectamente posible, como lo han demostrado, aparte de muchos santos de todos los tiempos, otra gente en la actualidad, sin ser especialmente religiosa. (Quizá valga aquí también lo dicho antes de los naufragios).

(*) Vela bendecida

Estamos sin curas, pudiendo sólo recibir algunos sacramentos en forma de "deseo" (la Eucaristía, la extremaunción). Si ello es posible, así para los sacramentos, más lo será para los sacramentales.

Comprensión sobre todo de lo que hacemos mal; aprecio a todos no quiere decir que invitemos a todos a tomar café en casa.

Aviso legal - Bendita eres Santa María, madre de Dios y madre nuestra
Arriba